Cinco consejos saludables útiles

¿Estás cansado del histerismo que rodea la salud? Cinco consejos saludables útiles

¿Estás cansado de todo el rollo de los medios sobre qué es bueno para ti y que deja de serlo de repente? Sigue estos consejos de sentido común y no tendrás ningún problema.

 1. Come comida no procesada

Se trata de alimentos no procesados, en sustitución de los alimentos procesados ricos en grasa, sal y azúcares que muchos de nosotros, sobre todo los hombres, ingerimos en cantidades excesivas. Una dieta con alta cantidad de alimentos procesados supondrá un revés para tu salud y tus niveles de actividad, por no mencionar que, posiblemente, te hará ganar peso. ¿Sabías que, en el caso de los hombres, los kilos de más tienen como resultado una producción inferior de la hormona sexual masculina de la testosterona, asociada con la virilidad? Comer alimentos más variados y cocinar los platos tu mismo es una forma sencilla de mejorar tu dieta – ¿y a lo mejor tu vida sexual?

2. Comer cinco raciones de fruta y verdura al día

“5 al día” es un movimiento avalado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) que promueve el consumo de un mínimo de 5 raciones de frutas y hortalizas al día como base de una dieta saludable, pues la mayoría de la población no come suficiente fruta y verdura. Y esto es algo incomprensible si tenemos en cuenta que es una forma muy sencilla de obtener nutrientes y vitaminas beneficiosas. Así que, ¿por qué no introduces en cada una de tus comidas el hábito de incluir una pieza de fruta o verdura? Una pieza equivalente a 100 g puede ser un bol pequeño de lechuga, zanahorias o una fruta de tamaño mediano. Y cuanto más variadas sean las frutas y verduras ¡mejor!.

3. Empieza a hacer ejercicio

Si quieres perder los michelines, no hay otra manera que empezar a hacer algún tipo de ejercicio. ¿Resulta difícil incluirlo en tu ajetreada vida? ¡Pues vete al trabajo caminando o en bicicleta! ¿O por qué no haces jogging? Muchos padres también acogen con los brazos abiertos una visita al gimnasio a modo de descanso de sus hijos, de limpiar la casa y de cocinar.

4. Come pescado dos o tres veces por semana

¿Te resulta difícil comer suficiente pescado? ¿Y por qué no sustituir tu compra normal de carne por una atractiva alternativa de pescado? También puedes ponerles pescado a tus sándwiches. La gama de pescado disponible es enorme, sobre todo de pescado graso como el salmón, la trucha, la caballa o el arenque, que es muy rico en los importantes ácidos grasos omega 3. Los ácidos grasos Omega-3 EPA (ácido ecosapentaenoico) y DHA (ácido docosahexaenoico) contribuyen al funcionamiento normal del corazón1. Las vitaminas A y D también abundan en el pescado graso y ayudan a mantener un sistema inmunitario en condiciones normales. El aceite de pescado contiene los mismos ácidos grasos (EPA y DHA), además de vitamina A y D.

1El el efecto beneficioso se obtiene con una ingesta diaria de 250 mg de EPA y DHA.

5. Deja de fumar

Evidentemente, ya sabes que no deberías fumar, y probablemente hayas intentado dejarlo muchas veces. Pero recuerda que, aunque hayas intentado dejarlo antes, ¡eso no significa que no puedas dejarlo esta vez! Cada vez son más las ayudas que hay para ayudarte en esta enorme prueba de fuerza de voluntad, como los chicles de nicotina, la hipnosis, las apps para dejar de fumar, etc. Si piensas que dos de cada tres fumadores sufren una muerte prematura por el tabaquismo, ¿hay alguna razón para no intentarlo de nuevo?